Pringles no son bolas de tennis.

Los señores de Procter and Gamble aprovecharon el pasado torneo de tennis de Wimbledon, y como sus famosas papas Pringles tienen un empaque muy similar al de las bolas de tennis, decidieron colocar el slogan: «Esto no son bolas de tennis»… y repartirlos antes de los inicios de los juegos.

Ken Starck Compañía de Pintura.

En este mundo de la publicidad donde las guerras son constantes y el reto es claro: «lograr destacar ante la monotonía», la compañía de pintura Ken Starck trata de resaltar su marca ofreciendo sus servicios profesionales de una manera muy peculiar, 200 notas de avisos sobre pintura fresca fueron colocados en excelente locaciones de Stockholm,…

Detalles