Michael Jackson: por un no fan

Hace una semana me llegó un mensaje al celular, al mismo tiempo me lo decía mi hermano que veía tv e incluso en el videojuego online que estaba jugando, la noticia era clara, a la vez seca y con un poder tan grande que detuvo al mundo entero: “Michael Jackson ha muerto”. Está claro que sólo alguien tan apoteósico podía tener ese poder mediático, era Michael Jackson, el Rey del Pop, el idealista, la infancia, juventud y madurez de más de uno.

Desde entonces la gente lo miraba con incredibilidad, porque nadie podía entender que alguien tan grande que posee el álbum más vendido de la historia, un mago que se balanceaba haciendo el “Moon walk” , el autor de la famosa canción “thriller” y ese personaje que durante tantos años desafío la gravedad, Michael era ahora una víctima más del desenlace de los soñadores, la etapa final para concluir cualquier ciclo de vida, el fin y a la vez el comienzo de una leyenda que como siempre: “Superará por mucho al cantante, compositor, bailarín, coreógrafo que fue Michael en vida”.